Propuesta de legalización que los expertos proponen al Congreso: Autocultivo, consumo y venta, permitidos.

El Grupo de Estudio de Políticas sobre el Cannabis (GEPCA), integrado por expertos en derecho, farmacología o psiquiatría, han estudiado un modelo de regulación de la marihuana.

 

bhDe4xf64dDmConsideran que la actual política prohibicionista de España, lejos de conseguir su objetivo principal –la reducción del consumo y venta de marihuana–, ha multiplicado las consecuencias “dañinas” derivadas de su situación de clandestinidad.

La propuesta, detallada en el libro “Cannabis, de los márgenes a la normalidad”, pasa por la despenalización de la marihuana, además de por la elaboración de una ley específica. Actualmente el Código Penal recoge como delito el tráfico de drogas, y la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza, contempla como infracción grave con multas de 601 a 30.000 euros  “el consumo o la tenencia ilícitos de drogas aunque no estuvieran destinadas al tráfico”.

Este tipo de controles penales y administrativos “no son un impedimento para que el cannabis se consuma incluso en lugares fuertemente controlados como las prisiones”. El control estricto de las sustancias, “no impide que un menor si quiere conseguir cannabis pueda hacerlo si tiene dinero. Hoy en día es más fácil que un adolescente acceda a ello que a un fármaco con receta”.

El modelo que propone GEPCA, similar al del tabaco y el alcohol aunque “atendiendo a las peculiaridades del cannabis”, abarca la regulación de todo el ciclo, desde su cultivo hasta el consumidor final, y se centra en tres ejes fundamentales:

En primer lugar, permitir el autocultivo con límites de cantidades destinadas al autoconsumo y teniendo prohibida la venta. En segundo, creando un mercado regulado “tutelado administrativamente” con empresas que cultivan y otras diferentes que venden.

Incluye la regulación de los clubes sociales de cannabis, asociaciones de consumidores que han proliferado en los últimos años, mediante la concesión de licencias o autorizaciones, la prohibición de la venta o la obligación de producir la cantidad precisa para cubrir la previsión anual de sus socios, entre otros requisitos.

La intención es que se convierta en una proposición de ley que regule el cannabis, tanto para el consumo particular como para su uso terapéutico.

“El cannabis ha estado, está y estará presente en la sociedad”.

 

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s